Inicio
  • Inicio
  • Blog
  • 10 consejos para mejorar tu vivienda en invierno
10 consejos para mejorar tu vivienda en invierno

10 consejos para mejorar tu vivienda en invierno

14 enero 2017 Blog


Tras las bajas temperaturas registradas estos últimos días en toda España, desde Radio Inmobiliaria queremos daos algunas ideas para sobrevivir al frío adaptando nuestros hogares.

Conocer cuáles son los mejores suelos, ventanas o persianas te ayudará a preparar tu vivienda para los días de invierno que aun quedan por venir.

El Colegio de Aparejadores de Madrid, ha elaborado un útil listado de consejos que puedes poner en práctica en tu casa para hacerla más acogedora y eficiente.

 

10 consejos para mejorar tu vivienda en invierno1. Comprueba el aislamiento de tu casa
Los huecos de las paredes en las viviendas del hogar dejan escapar mucha de la energía que pagamos en nuestra factura de la luz. Por eso el Colegio de Aparejadores recomienda comprobar si contamos con fugas a través de las ventanas de nuestro hogar, y si nuestra casa cuenta con un correcto aislamiento.

Una buena opción son los dobles acristalamientos, que no sólo evitan los ruidos del exterior sino que además retienen el calor dentro de las estancias y evitan que el mismo se pierda rápidamente. Además, es interesante la utilización de vidrios con baja transmisión térmica.

Las ventanas son los elementos de la vivienda que más pérdidas energéticas provocan, de hecho, un m2 de hueco puede perder cinco veces más energía que la misma superficie de cerramiento.

También es importante vigilar el aislamiento de las puertas, ya que ejercen de aislantes entre diferentes habitaciones de la vivienda y hacia el exterior.

 

2. Elige los mejores suelos contra el frío
Es importante elegir bien suelos resistentes a la humedad y al frío, tanto en interiores como en exteriores.

Para zonas sensibles y donde las condiciones meteorológicas y atmosféricas afectan al suelo, una de las opciones más recomendable es poner tarimas de exteriores. La madera es el material cálido por excelencia, y por eso, uso durante el invierno es muy agradable.

En este caso, la tecnología actual permite fabricar materiales casi a la carta. Un ejemplo de tantos puede ser la tarima tecnológica alveolar, una propuesta de exterior con avanzado diseño y excelentes propiedades de perdurabilidad y resistencia ante adversidades climatológicas, y a la exposición prolongada al frío o al calor o condiciones de humedad extrema.

En cuanto a interiores, los suelos de madera, además de aportar un aire natural y confortable, resultan muy cálidos en 10 consejos para mejorar tu vivienda en inviernoinvierno.

 

3. Mantén la temperatura de los suelos, fachadas y cubierta
Los suelos, fachadas y cubierta son una fuente de pérdida energética, tanto los suelos que se encuentran en contacto con el terreno, con el exterior o con locales sin calefacción, como garajes, almacenes o desvanes.

Si tu vivienda se encuentra en uno de estos casos, vigila el aislamiento de los mismos. El mercado ofrece sistemas de todo tipo, como por ejemplo las variedades llamadas suelo seco que incorporan aislamiento térmico en sus placas, reducen considerablemente las pérdidas energéticas y su tiempo de secado en la puesta en obra es mínimo.

De igual forma en fachadas y cubiertas, un aislamiento adecuado colocado por el exterior o el interior son formas de evitar que el frío se introduzca en la vivienda. Conviene no olvidar la posible necesidad de incorporar barreras de vapor para evitar que condensaciones intersticiales deterioren las características de los mencionados aislamientos.

 

4. Utilizar sistemas de climatización eficientes
Un mantenimiento correcto es imprescindible para obtener el mayor rendimiento posible de nuestros equipos, hecho que redundará en ahorros de energía.
Si nuestros equipos ya están cumpliendo su vida útil y nos planteamos su sustitución, en el mercado nos encontraremos con tecnologías cada vez más eficientes y debido a ello menos contaminantes para el medio ambiente: sistemas de condensación, bombas de calor, equipos de bajo NOX, biomasa, etc.

Si además se está pensando en realizar una inversión de mayor alcance que la sustitución exclusiva del equipo generador, el suelo radiante puede ser una opción a tener en cuenta.

10 consejos para mejorar tu vivienda en invierno

5. Aprovecha tu terraza también en invierno
Una terraza es un elemento de la vivienda muy codiciado, por eso es importante sacarle partido todo el año, y es que las terrazas ya no son solo para el verano.

En la temporada invernal la posibilidad de cerrar la misma mediante elementos practicables permite un uso continuo de un espacio amplio y beneficioso en la mayoría de los casos, que además puede ser relativamente fácil atemperar térmicamente.

 

6. Instalar paneles solares para producir energía térmica en casa
En España tenemos la suerte de tener días soleados con muchas horas de luz y escasas precipitaciones incluso durante los meses de invierno. Así, en muchas ciudades se producen alrededor de 4.000 horas de luz al año, recurso que podemos utilizar para producir calor.

Mediante la instalación de paneles solares que contribuyan a la producción de agua caliente sanitaria con energía renovable, se puede ahorrar en consumo energético al no tener que usar otras fuentes energéticas no renovables.

 

7. Utiliza los equipos de calefacción a las horas adecuadas
De poco sirve exigir a los equipos el máximo rendimiento en momentos en los que estamos ventilando nuestra vivienda, o estamos durmiendo, o simplemente estamos fuera de ella.

Conciliar nuestra estancia y la actividad que desarrollamos, con las mayores exigencias de los equipos climatizadores redundará en una mayor eficacia y el correspondiente ahorro.

 

8. Ventila tu casa de manera controlada y adecuada
Una ventilación excesiva incide negativamente en los consumos de la energía. Incluso la hora de realizar la misma ya que, si nos es posible, la apertura necesaria para alcanzar la salubridad relacionada con renovar el aire de la vivienda interesa realizarla en las horas centrales del día, que es cuando la temperatura exterior suele ser 10 consejos para mejorar tu vivienda en inviernomás elevada, nieblas y lluvias aparte.

 

9. En lugares donde no hay calefacción, coloca aislamiento en las tuberías
Las tuberías que se congelan más frecuentemente son las que están expuestas al frío intenso, como las de las piscinas, las de los patios, jardines, o sótanos. Pero también en algunas zonas las tuberías interiores que estén expuestas pueden llegar a congelarse.

Por eso, antes de que pase, tenemos que hacer algo por nuestra parte para prevenir que ocurra. Por ejemplo, puedes proteger las tuberías con aislamiento de espesor adecuado para cada situación. Así, evitaremos que se congelen y estallen.

 

10. Audita tu edificio y aprovecha los Programas de Ayudas
Para calibrar el estado de nuestro edificio no hay nada como una auditoría, y en concreto el Informe de Evaluación del Edificio (IEE).

Se trata de un informe cumplimentado mediante herramienta informática que reglamentariamente tiene tres partes: inspección técnica, accesibilidad y certificado de eficiencia energética con las correspondientes propuestas de medidas de mejora, y optativamente puede incorporar por ahora la evaluación del comportamiento en acústica.