Inicio
El crecimiento del precio de la vivienda se modera según Observatorio Inmobiliario de España

El crecimiento del precio de la vivienda se modera según el Observatorio Inmobiliario de España

9 diciembre 2016 Actualidad Vivienda Entidades Financieras


Fuente: BBVA

» El crecimiento de la venta de viviendas se modera, pero los determinantes de la demanda se mantienen fuertes 
» El mercado hipotecario sigue siendo un estímulo para la demanda residencial

 

La venta de viviendas creció en septiembre, pero se mantiene el tono de moderación. Los determinantes de la demanda permanecen fuertes y, aunque el mercado hipotecario sigue apoyando al sector, la firma de hipotecas se desacelera.

El crecimiento del precio de la vivienda se modera según Observatorio Inmobiliario de EspañaEl precio de la vivienda creció, pero a tasas más moderadas, y la evolución de los visados apunta a un crecimiento de la iniciación de viviendas.

En el ‘Observatorio Inmobiliario de España’ se analizan los datos relevantes para el sector inmobiliario publicados durante el mes de noviembre. En esta ocasión el Servicio de Estudios y el área de Real Estate de BBVA apuntan hacia una moderación de la evolución de las ventas y del precio de la vivienda en el tercer trimestre del año.

Según los datos del Consejo General del Notariado (CIEN), en septiembre, la venta de viviendas creció el 9,1% intermensual, una vez corregida la estacionalidad propia del mes. Pese a este incremento, en los últimos meses se aprecia una reducción del dinamismo de las operaciones de compraventa.

Aún así, el acumulado de los nueve primeros meses del año muestra un crecimiento interanual de las ventas del 13,1%, elevándose el número de ventas hasta las 327.000, una evolución en línea con las 445.000 previstas para el conjunto del año.

El mercado residencial sigue respaldado por la solidez de los determinantes de la demanda residencial. La economía volvió a crear empleo en el tercer trimestre del año.

Las condiciones de financiación siguen siendo propicias para las familias ya que los tipos de interés permanecen en mínimos. Además, los consumidores siguen siendo relativamente optimistas con la percepción de la situación económica en los próximos doce meses.

Todo ello en un contexto de expectativas positivas en torno a la futura evolución del mercado inmobiliario.