Inicio
  • Inicio
  • Blog
  • Los 10 edificios más controvertidos de España

Los 10 edificios más controvertidos de España

13 agosto 2016 Blog


Hay gustos para todo y en edificaciones también. Sin embargo algunos de los edificios que coronan las calles de algunas de las ciudades españolas no son precisamente del agrado de todos.

Ostentosos, toscos, demasiado llamativos… hoy en Radio Inmobiliaria queremos hacer un repaso a algunos de los edificios más controvertidos de España.

Una lista elaborada por la Revista Tiempo, que nos ha parecido de lo más curiosa.
 

PALACIO DE FESTIVALES DE CANATABRIA (SANTANDER)

Situado frente a la bahía, es uno de los edificios que más ha dado que hablar en España e incluso fuera de nuestras fronteras.

De hecho, fue rechazado por su propio creador, Francisco Javier Sáenz de Oiza, que dijo no reconocer ni su aspecto final ni la ausencia de la luz natural en su interior, que había planeado. Sin embargo, hoy es uno de los motores culturales de la ciudad.
 

PALACIO DE CONGRESOS Y EXPOSICIONES DE OVIEDO

Tiene la firma de Santiago Calatrava y ha sido bautizado por los habitantes de Oviedo como el Centollu por su parecido con el aparatoso crustáceo, su ADN es una macabra perversión de la era Guggenheim. Contiene un centro comercial, un hotel de cuatro estrellas, las consejerías de Cultura y Salud del Principado y un aparcamiento subterráneo y es sin duda la obra más cara de la historia de Asturias.

Los 10 edificios más controvertidos de EspañaEDIFICIO EL MIRADOR (SANCHINARRO)

Nos vamos ahora hasta Madrid para hacer referencia al Edificio El mirador, en Sanchinarro.

El mirador, bautizado como Torre Bin Laden por sus inquilinos debido al hueco que posee en su esqueleto por el que cseguro abe un avión, cuenta con un irónico mérito: en abril fue incluido por el diario británico The Daily Telegraph en la lista de los 21 edificios más feos del mundo.

Es obra de la arquitecta madrileña Blanca Lleó y vino al mundo en 2005 como ejemplo del dinamismo y la calidad del mercado de la vivienda protegida madrileña.
 

CENTRO COMERCIAL ZUBIARTE (BILBAO)

Es el siguiente edificio que llama nuestra atención. Diseñado por el arquitecto neoyorquino Robert A. M. Stern, el de Zubiarte dibuja el perfil de un gran monstruo con aspecto de palacio de plastilina sobre el puente de Deusto, una maravilla de la ingeniería que ha quedado relegada a un segundo plano.

A sus espaldas descansa el Guggenheim, rey de la era de la arquitectura icónica, rentable y absolutamente irrepetible.
 

OSO GIGANTE DE MAJADAHONDA (MADRID)

Está situado en una rotonda de la conocida localidad madrileña en un afán por llamar la atención y competir en originalidad con los Ayuntamientos vecinos.

Helicópteros, astronautas, piedras suspendidas o enormes osos verdes como el que se levanta entre Majadahonda y Boadilla del Monte son el culmen de esta lucha entre consistorios.
 

METROPOL PARASOL (SEVILLA)Los 10 edificios más controvertidos de España

En Sevilla, entre la majestuosidad de la mayor parte de sus edificios, se alza el Metropol Parasol.

La estructura de madera más grande del mundo ha recibido alabanzas y aplausos por su diseño armonioso, nulo impacto medioambiental y filosofía: dar sombra en la ciudad del calor como excusa para ofrecer a los sevillanos un área de recreo.

Lleva la firma del prestigioso arquitecto berlinés Jürgen Mayer y no permite el acceso a los discapacitados, como lo oyen. Las setas de La Encarnación, su apodo popular, han servido, de paso, para rehabilitar el mítico mercado sevillano de La Encarnación, eso sí, a un coste cercano a los 84 millones de euros.
 

PARROQUIA DE SAN PÍO X (ZARAGOZA)

Zaragoza también tienen su “obra maestra”: La Parroquia de San Pío X.

Es un ejercicio de eclecticismo tan inabarcable que el resultado es un cajón de sastre a base de tantos estilos que no puede definirse. Firmado por Antonio Tello, fue uno de los símbolos de la renovación de la Los 10 edificios más controvertidos de Españamargen izquierda del Ebro en los años 70.

 

TORRE DE VALENCIA (MADRID)

Un sobrio rascacielos de talla mini firmado por Javier Carvajal que, a pesar de sus virtudes, rompe con su gris presencia una de las mejores vistas de Madrid: si uno contempla la Puerta de Alcalá desde la Gran Vía, a través de la fuente de La Cibeles, lo único que ve es este gigante de 94 metros.

Se trata del decimoquinto edificio más alto de la capital, cuyas obras tuvieron que ser paralizadas en varias ocasiones hasta 1973 debido a las sucesivas protestas de vecinos y urbanistas.
 

linea