Inicio
LUGARES CON HISTORIA: Alarcos

LUGARES CON HISTORIA: Alarcos

29 noviembre 2016 Blog


Continuamos en Radio Inmobiliaria recorriendo los rincones de la geografía española y llegando hasta lugares asombrosos. Lugares que esconden grandes y desconocidas historias que queremos acercar a todos nuestros oyentes.

En esta ocasión le toca el turno a Alarcos, en Ciudad Real.

LUGARES CON HISTORIA: Alarcos

Castillo de Alarcos. Fuente: Raimundo Pastor

Alarcos, hoy parque arqueológico, es el lugar donde los almohades derrotaron a Alfonso VIII en 1195. Desde la carretera se ve el lomo de un cerro alargado: a un lado la ermita, en el lado opuesto, más alto, el castillo, y todo circundado de murallas con algunas excavaciones.

El pueblo, las calles y las casas medievales se encuentran todavía soterradas.

El rey Alfonso VII lo reconquistó en 1147 y Alfonso VIII intentó convertirlo en plaza fuerte cuando los almohades lo derrotaron y le arrebataron los territorios hasta el Tajo durante la Reconquista. Medio siglo después, Alfonso X prefirió trasladar la población y fundó Ciudad Real.

Alracos es un maravilloso lugar donde encontrar verdaderas obras de arte con siglos de historia.

Destaca una iglesia gótica con una galería cubierta sobre columnas que es el Santuario de la Virgen de Alarcos del siglo XIII. Consta de tres naves sobre pilares de base octogonal, rosetón de tracería a los pies del templo y artesonado mudéjar.

En una cota más alta se sitúa el castillo, rectangular, con las esquinas protegidas por torres cuadradas, el centro por fuertes torres pentagonales en proa.

LUGARES CON HISTORIA: Alarcos

Castillo de Alrcos. Fuente: Raimundo Pastor

Impresiona al viajero el potente glacís o muralla ataulada de piedras, similar a la de algunos castillos cruzados emplazados en Tierra Santa.

En su interior hay calles excavadas y diferentes dependencias, entre ellas la herrería y el aljibe, en forma de bañera. La espléndida vista descubre un campo de cerros y llanuras rojizas cubiertas de olivos y viñedos, la frondosa alameda, las huertas y el puente al pie del cerro.

Los hallazgos arqueológicos de la zona han demostrado la ocupación humana del cerro desde la Edad del Bronce.

Las ruinas del antiguo oppidum ibérico y de la ciudad medieval de Alarcos constituyen uno de los conjuntos arqueológicos más importantes y más extenso de toda Castilla-La Mancha.