Inicio
consumo agua y luz

Cómo reducir a la mitad tu consumo de agua y luz

9 noviembre 2018 Actualidad Blog Vivienda


 

La subida en la factura de la luz ya es una realidad, y si lo sumamos a otros gastos… puede ser una locura

 
Desde Radio Inmobiliaria queremos hacerte la vida un poco más fácil, por eso te damos algunas ideas para poder reducir casi a la mitad tus facturas de luz y agua. ¿Cómo? En el mercado hay diferentes dispositivos conocidos como ‘gadgets’ que nos ayudan a conseguirlo

Utiliza perlizadores

Es una buena manera de controlar el gasto de agua. Estos dispositivos se basan en jugar con la presión del agua, aunque reducen su caudal. Con ellos se puede ahorrar entre un 40% y un 70% del consumo habitual. En el mercado hay diferentes modelos por menos de 14 euros. La clave está en encontrar el que sea compatible con los grifos que tengas.

Enchufes con temporizador

Sirven para programar el funcionamiento de los enchufes. Algunos de ellos se pueden controlar desde el móvil o con mando a distancia, aunque estos modelos son más caros.

Estos enchufes no suelen tener capacidad para soportar la potencia de los grandes electrodomésticos, pero sí para los más pequeños. En el mercado hay algunos ejemplos por un precio aproximado de 6 euros, aunque los más avanzados pueden costar en torno a 30 euros.

También existen regletas inteligentes que incluyen tomas y puertos USB para cargar móviles o tabletas. Su precio ronda los 20 euros.

 

consumo agua y luz

Sustituye tus bombillas por otras inteligentes

Coincidiendo con la desaparición de los halógenos, las bombillas inteligentes se abren paso en el mercado. Este tipo de bombillas permiten ajustar el brillo, el color o la temperatura, y pueden adquirirse por un precio cercano a los 20 euros.

Algunas de ellas se activan cuando perciben movimiento y se apagan pasado un minuto de inactividad, y se instala con unas simples pegatinas que lleva adheridas en la parte trasera.

Adquiere unos cargadores solares

Existen dispositivos para ayudarnos a usar energía solar y reducir el uso de la corriente eléctrica. No obstante, no son tan baratos como los anteriores. Por ejemplo, podría cargar un móvil en dos o tres horas. En el mercado encontramos ejemplos por unos 45 euros.