Inicio

Think Global: análisis de tendencias, ciclos y obstáculos en 2016

21 junio 2016 Actualidad Empresas


» La situación del mercado estadounidense apunta a la continuidad de las sólidas rentabilidades en inmuebles terciarios
» Europa mantiene la cautela a medida que se adentra en el segundo semestre y algunos mercados podrían registrar un leve crecimiento
» TH Real Estate ofrece un análisis descendente sobre los ciclos y tendencias de los inmuebles terciarios en Estados Unidos, Europa y Asia en su informe

“Think Global: análisis de tendencias, ciclos y obstáculos en 2016”

El último informe de TH Real Estate ,Think Global: análisis de tendencias, ciclos y obstáculos en 2016, ofrece un análisis descendente sobre los ciclos y tendencias de los inmuebles terciarios en Estados Unidos, Europa y Asia-Pacífico en lo que va de año. Basándose en análisis propios de cada región en un contexto internacional y recurriendo a parámetros sobre las megatendencias, la compañía publica sus previsiones para el segundo semestre de 2016.

El informe, Think Global,  concluye que la situación del mercado estadounidense a principios de 2016 apunta a que seguiremos asistiendo a una sólida rentabilidad durante el resto del año.

Factores como el crecimiento económico estadounidense (situado en un 2,1%), la modesta subida de tipos implantada por la Reserva Federal, las sólidas rentabilidades que arrojan los inmuebles terciarios y los interesantes niveles de los precios respaldan esta estimación. Ante el tono positivo de estas variables, el panorama de las rentabilidades totales en 2016 continúa mostrándose bastante atractivo y podría acercarse a las medias del sector en el largo plazo.

Think Global: análisis de tendencias, ciclos y obstáculos en 2016SegúnTH Real Estate, las oportunidades de inversión en el segundo semestre de 2016 girarán en torno a centros comerciales regionales de calidad y apartamentos a precios asequibles. Asimismo, también existen oportunidades en ubicaciones geográficas con sólidas economías y sectores inmobiliarios con liquidez, como Seattle, Tacoma, Portland, Miami y Fort Lauderdale.

La inversión  en inmuebles terciarios europeos

En Europa ha experimentado una ralentización en el primer semestre de 2016.  Existen diferentes opiniones sobre en qué medida este hecho puede atribuirse a la debilidad de la coyuntura política y a las pobres previsiones de crecimiento económico que ésta trae consigo, frente a los precios competitivos que estamos viendo en este ciclo, si bien la compañía prevé que estos factores marcarán el ritmo de la rentabilidad a corto plazo.

“A pesar de los obstáculos, prevemos que las principales economías de Europa se mantendrán estables, a pesar de unos resultados económicos sin demasiado fuelle. Aprovechando el contexto de unos tipos de financiación en niveles reducidos, la solidez de las rentas, junto con una adecuada gestión de los activos, será clave para impulsar la rentabilidad de cara al futuro. A diferencia de la cautela generalizada, mercados como Alemania, el Reino Unido y Suecia han registrado unos datos de empleo superiores a los niveles previos a la crisis, así como un crecimiento real de los salarios y una buena orientación del consumo en Europa continental.”

La compañía señala que podrían existir oportunidades en activos secundarios de calidad en mercados de alquiler en pleno proceso de recuperación, concretamente en las economías del sur de Europa, donde existen rentabilidades superiores y mayor potencial de recuperación de los alquileres. Entre los mercados que menos síntomas muestran de estar acercándose al final del ciclo, se encuentran los de esta zona de Europa, así como ciudades del norte del continente, con algunas oportunidades interesantes.

La inversión  en inmuebles terciarios en Asia-Pacífico

Think Global, considera que la región Asia-Pacífico se encuentra en una encrucijada. Tras la crisis financiera mundial de 2008, la relajación monetaria y los Think Global: análisis de tendencias, ciclos y obstáculos en 2016estímulos presupuestarios simultáneos a nivel internacional, han contribuido a impulsar las economías internas y a reactivar la demanda industrial y de exportaciones. Esto también ha hecho que el precio de los activos ronde niveles máximos. Sin embargo, China se está ralentizando a medida que los dirigentes tratan de orquestar un aterrizaje suave y controlado para lograr una reducción ordenada del endeudamiento del país desde los elevados niveles alcanzados (que actualmente se estiman en alrededor del 300% del PIB).

La confianza de las empresas y los hogares también se ha visto afectada por la volatilidad reinante en los mercados financieros y por el ajuste progresivo de la política monetaria estadounidense. Probablemente, las previsiones de crecimiento para Asia en 2016 se mostrarán débiles en comparación con la tendencia media superior de los años anteriores.

Según Oxford Economics, se prevé que Asia-Pacífico crezca a un ritmo del 4,1% durante 2016 y 2017, el sexto año consecutivo de ralentización desde que el crecimiento alcanzara su máximo del 7,6% en el año 2010.

 
 

linea