Inicio
Piso turístico

¿Cómo puedes denunciar un piso turístico ilegal?

17 mayo 2018 Actualidad Blog Noticias Agencias Inmobiliarias Alquiler y Venta


En los últimos años ha habido un aumento de pisos turísticos al poder establecer de una manera rápida y directa un contacto con el arrendatario gracias a empresas, como Airbnb, que han facilitado la promoción de este tipo de pisos a través de su web y app.

Los propietarios pueden alquilar su piso durante unos días a turistas. Esto ha provocado que en muchas zonas haya quejas de los vecinos de estos pisos debido a las molestias ocasionadas por sus usuarios.

 

¿Cómo saber que es un piso turístico ilegal?

Porque no tiene las autorizaciones administrativas correspondientes ni está inscrito en el Registro que cada Comunidad Autónoma ha habilitado al efecto. En Cataluña se considera piso turístico uno alquilado 31 días o menos.

En Madrid el período mínimo no puede ser menos de 5 días; en Andalucía se establece por períodos inferiores a dos meses; y en Galicia, un período inferior a un mes y por más de dos veces al año. Los propietarios deben cumplir con la ley.

Cuando hablamos que dicho piso es ilegal, nos referimos al hecho que el propietario no ha declarado la actividad ante el ayuntamiento o el departamento de turismo de la Comunidad Autónoma y no ha recibido la correspondiente autorización para ejercer esta actividad.

 

¿Cómo puedes impedir que haya un piso turístico en tu bloque?

En el caso de los vecinos que forman parte de la Comunidad de Propietarios donde exista un piso turístico, pueden impedir que se realice dicha actividad si en los estatutos de la comunidad queda recogida dicha prohibición, para lo cual necesitarán la unanimidad de todos los propietarios.

Si a pesar de la prohibición, un vecino utiliza la vivienda como piso turístico el presidente de la comunidad de propietarios podrá instar la acción de cesación requiriendo al vecino incumplidor que cese en la actividad, según lo establecido en la Ley de Propiedad Horizontal.

Y en caso que no lo haga y una vez aprobado en junta de propietarios adoptar acciones judiciales, deberá iniciar el procedimiento judicial correspondiente.

 

¿Y si no existe la prohibición de un piso turístico en los estatutos de la comunidad de vecinos?

Si en los estatutos no consta esta prohibición o no se consigue modificar, cualquier vecino que tenga constancia de la ilegalidad en el desarrollo de esta actividad “puede presentar una denuncia ante el ayuntamiento o ante el departamento de turismo de la correspondiente Comunidad Autónoma para que se inicie el procedimiento sancionador que suponga el cierre de esta actividad y se pueda establecer la sanción administrativa al propietario.

Ésta puede oscilar entre los 3.000 y los 600.000 euros. Si se le requiere el cierre o la legalización de la actividad y no hace caso, se le pueden imponer multas coercitivas que se pueden ir reiterando durante el tiempo que no se cumpla con la orden administrativa.

Los pisos turísticos ilegales preocupan a los vecinos y a los ayuntamientos ya que perjudican la convivencia y además hacen la competencia al derecho a la vivienda.

Con estas medidas para evitar que suceda este hecho se intentan conseguir pisos disponibles para los vecinos y no sólo para el turismo.