Inicio

El dinamismo de la demanda de extranjeros, un pilar relevante en el inmobiliario español

28 octubre 2016 Actualidad Economia Mercado Internacional


» Los ingleses sigue siendo los principales compradores en España
» Asciende la relevancia de los demandantes procedentes de Suecia e Italia y también los de Marruecos y Rumanía

En 2015, año en el que se batió un record de visitas de turistas extranjeros, las compras de viviendas por extranjeros experimentaron un incremento del 13,4% anual, según datos de transacciones del Ministerio de Fomento.

Hasta la fecha, las cifras de turismo extranjero apuntan hacia un nuevo máximo, por lo que es de esperar que la demanda extranjera vuelva a impulsar la venta de vivienda en España.

Por lo pronto, los últimos datos disponibles del Ministerio de Fomento, correspondientes al primer semestre del año, arrojan un crecimiento interanual de las compras de extranjeros del 20,8%.

 

captura-de-pantalla-2016-10-24-a-las-10-51-23
POR NACIONALIDADES

En lo que se refiere a la nacionalidad de los adquirentes no se observan grandes variaciones.

Los ingleses sigue siendo los principales compradores en España, aunque en el primer semestre se habría observado una leve moderación de su relevancia: en el último trimestre de 2015, el 23,9% de los extranjeros que adquirieron una vivienda fueron ingleses, una proporción que se ha reducido hasta el 19,7% en el segundo trimestre de 2016.

Además, teniendo en cuenta las implicaciones del Brexit para la economía inglesa este porcentaje podría seguir moderándose.

La posible devaluación de la libra frente al euro y la moderación del crecimiento de la economía inglesa, con su consecuente impacto en la renta de los hogares, son factores que podrían afectar a la compra de viviendas de los ingleses en España.

Sin embargo, seguramente Reino Unido continúe siendo uno de los principales países de origen de demandantes de vivienda en España.

Alemanes y franceses son las otras dos nacionalidades que más viviendas compran en España: en el 2 trimestre de 2016 representaron algo más del 7% cada una.

En este aspecto, mientras que los alemanes han mantenido su peso en los últimos trimestres, en el caso de los franceses se ha apreciado una reducción de unos 3pp.

Respecto al resto de nacionalidades compradores, destaca la reducción del peso observado entre los rusos, muy relacionado con la desaceleración de su economía.

Por su parte, asciende la relevancia de los demandantes procedentes de Suecia e Italia y también los de Marruecos y Rumanía, cuyo peso se incrementa en 1pp, hasta el 3,5 y el 4,8% del total de viviendas compradas por extranjeros, respectivamente.