Inicio
Primera sentencia que admite la dación en pago para anular la hipoteca

Primera sentencia que admite la dación en pago para anular la hipoteca

12 enero 2017 Actualidad Vivienda Entidades Financieras


» Entregar la casa al banco, suficiente para saldar la deuda hipotecaria
» Establece la dación en pago sin negociarla con el banco
» Se trata de un nuevo frente judicial que se le abre a la banca, aunque los expertos creen que es muy pronto para afirmar que se puede convertir en algo habitual


 

El juzgado de lo Mercantil nº 10 de Barcelona ha dictado la primera sentencia que declara nula la cláusula de responsabilidad personal universal, al considerar que es abusiva por no haberse negociado con el cliente y venir, por tanto, impuesta por el banco. De esta manera, bastaría con entregar la vivienda al banco para que quedase saldada la deuda hipotecaria.

Esta cláusula impone al titular del crédito hipotecario la obligación de seguir pagando el resto del monto de la deuda, a pesar de haber entregado su vivienda al banco en concepto de dación en pago.

La novedad de la sentencia dictada por el juzgado catalán, es que ha sido el juez quien ha permitido la dación en pago, ya que en la actualidad solo la concede el banco si hay pacto previo.

De esta manera se considera que la dación en pago llegue por la vía judicial y sin necesidad de que haya sido pactada entre las partes, como exigen el artículo 1911 del Código Civil y el 150 de la Ley Hipotecaria.

Desde Le Morne Brabant Abogados se califica la sentencia que favorece la dación en pago  como “importantísma” y se alaba la profundidad de sus fundamentos jurídicos.Primera sentencia que admite la dación en pago para anular la hipoteca

Para los juristas se abre una nueva opción, acudir a la justicia si no estamos de acuerdo con lo que nos ofrece el banco, aunque puntualizan que es una primera sentencia y todavía se desconoce que recorrido tendrá.

Se trata de una sentencia que llega precedida de otras dos que podrían marcar un antes y un después para la banca, se trata de la sentencia del Supremo que obliga a los bancos a correr con los gastos hipotecarios y la que impuso el Tribunal Europeo para que la banca devuelva todo el dinero de las cláusulas suelo.

 

“FALTA DE BUENA FE”
El magistrado Ruiz de Lara basa su decisión en el artículo 3 de la Directiva sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, 93/13/CEE del Consejo, que regula que “las cláusulas prerredactadas se darán por no puestas si pese a las exigencias de buena fe causan un desequilibrio importante en detrimento del consumidor“. Por ello, el magistrado sugiere que el banco faltó al principio de buena fe.

La aplicación de esta cláusula en las hipotecas sobre viviendas supone que ante la devaluación del precio de las viviendas y la escasez de compradores, que no pueden afrontar el pago de la hipoteca y la vivienda acaba siendo subastada, ésta termina adjudicándose a la propia entidad crediticia por una cantidad muy inferior a la tasación de la vivienda al hipotecarla y al préstamo hipotecario, con lo que el deudor se queda sin casa y sigue debiendo una gran cantidad de dinero al banco.

 

DEJAR DE PAGAR AL BANCO DE POR VIDA
Esta sentencia ha supuesto un nuevo mazazo a la banca nacional, tras el  reciente fallo que declaraba nulas las cláusulas suelo y la sentencia que obliga a los bancos a correr con los gastos hipotecarios.

A la espera de la mediación gubernamental en el asunto, el juzgado  mercantil número 10 de Barcelona ha dictado ahora otra sentencia que impide seguir pagando al banco de por vida a pesar de haber perdido la casa.

Amparándose en el artículo 51 de nuestra Constitución que establece la necesidad de los poderes públicos para proteger “con eficacia los intereses económicos de los consumidores y usuarios” y acudiendo asimismo a la directiva europea 93/13/CEE que establece que “se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas Primera sentencia que admite la dación en pago para anular la hipotecaindividualmente y todas aquéllas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe, causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato” el titular del juzgado admite la dación en pago para anular la hipoteca.

El magistrado Ruiz de Lara lo hace declarando nula otras cláusulas como las relativas a la figura del fiador/avalista solidario y  que se refieren a la obligación por parte del consumidor de  seguir pagando la deuda una vez entregada su vivienda en dación en pago al Banco que le concedió el crédito hipotecario.

 

DESCARTA QUE EL NOTARIO APORTE TRANSPARENCIA A LOS CONTRATOS HIPOTECARIOS
La sentencia dictada por el Magistrado de Barcelona explica además que “la presencia de un notario no acredita suficientemente y en sí misma que el consumidor final haya entendido todos los término de las cláusulas cuando ellas están produciendo en claro desequilibrio entre las partes.”

El Juzgado Mercantil determina que las cláusulas anuladas no son transparentes, ya que falta información suficientemente clara de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato.

Destaca , además, que el que la cláusula resulte clara a la hora de leerla, no implica que el consumidor haya comprendido, por la información que le facilita el banco, cómo jugará la citada estipulación en la vida del contrato. Y añade que “a ello no obsta la intervención de Notario”.

 

DACIÓN EN PAGO PARA ANULAR LA HIPOTECAPrimera sentencia que admite la dación en pago para anular la hipoteca
Con esta sentencia queda fijado que si el juez accede, sin solicitar el premiso del banco, la vivienda será dada a cambio del impago del hipoteca y, además, se anulan las cláusulas que obligan a responder al avalista con su patrimonio.

Las cláusulas fueron “impuestas por una de las partes, de forma que los prestatarios no pudieron influir en su contenido, quedándoles como única opción la concertación del préstamo en las condiciones establecidas por la entidad financiera o no concertar el préstamo. Los prestatarios sólo podían optar entre adherirse al contrato y a las cláusulas estipuladas por la entidad financiera o no realizar trato contractual alguno”

A la espera del recurso que presente Bankia y de ver cómo evolucionan casos similares ahora mismo en los juzgados, lo cierto es que son muchas las voces que solicitan, en consonancia lógica con el cumplimiento de las directrices europeas para el sector, la reforma de la ley hipotecaria.

Se trata de un nuevo frente judicial que se le abre a la banca, aunque los expertos creen que es muy pronto para afirmar que se puede convertir en algo habitual.