Inicio
Trucos para alquilar

Trucos para ser el candidato perfecto para alquilar

12 abril 2018 Actualidad Blog Noticias Alquiler y Venta


Cada vez hay más gente que se decanta por el alquiler como primera opción para asentarse, por lo que habrá otras muchas personas que estén demandando un inmueble con las mismas características que el que tú quieres. Para que este proceso sea mucho más fácil toma nota de estos trucos que nos da Alquiler Seguro.

En primer lugar, demuestra solvencia y seguridad

Para muchos propietarios, el mayor temor es que su inquilino les deje de pagar las rentas de alquiler. Aunque lo aconsejable es que este tome medidas preventivas, el inquilino tiene que demostrar su solvencia. Y así confirmar que va a poder hacer frente al pago de las rentas. Aunque le surjan imprevistos.

A la hora de establecer el presupuesto que irá destinado a la vivienda arrendada, este no debe suponer más del 30% del total de los ingresos. De esta manera, si surgen otro tipo de gastos, no perjudicarán el pago de las mensualidades.

Para poder cumplir con este punto, será necesario presentar en el menor tiempo posible aquella documentación que avale la solvencia. Como por ejemplo una nómina. Un contrato laboral. O el aval de algún familiar.

 

En segundo lugar, seriedad

El momento de visitar la vivienda que tanto ha gustado es mucho más importante de lo que algunos piensan. A parte de conocer todas y cada una de las características del inmueble, es fundamental mostrar una apariencia cordial y seria. La primera impresión al propietario del inmueble es muy importante. Así que si quieres convertirte en el candidato perfecto, hay que mostrar un alto grado de seriedad, respeto y educación.

Trucos para alquilar

 

En tercer lugar, recuerda que tener estabilidad suma puntos

Para ser el mejor candidato para alquilar una vivienda hay que demostrar la mayor estabilidad posible. Ya que esto le aportará seguridad al propietario. Para conseguirlo, tendrás que informar al arrendador de tus planes de futuro. Hacerle saber que quieres convertir esa casa en tu vivienda y no solo en un lugar de paso.

 

Por último, ten siempre todas tus dudas resueltas

Cuando llega el día de visitar la vivienda y conozcas al propietario, será el momento de aclarar todas las dudas que puedan surgir entre ambas partes. No hay que suponer nada. Es necesario preguntar todo aquello de lo que no estés seguro.
También es importante que como inquilino respondas con sinceridad. La confianza entre los dos hará que la relación sea inmejorable.